RSS

Feed

1 de junio de 2015

Sábado templario en Monzón - Homenaje a Guillem de Mont-Rodon

0 comentarios
Desde hace años me gusta todo lo relacionado con los templarios, no sé por qué. He leído muchos libros, he visto películas (no todas buenas), he ido a iglesias y sitios relacionados... Gracias a los templarios empezó mi pasión por la novela histórica ("Las puertas templarias" fue el comienzo de ambos mundos para mi). Por eso cuando vi en facebook que este fin de semana Monzón volvía al medievo para hacer una recreación medieval de la llegada del futuro rey Jaime I a la ciudad y su estancia con la Orden del Temple... había que ir. Se trataba del XV homenaje a Guillem Mont-Rodón, maestre de la provincia templaria de Aragón, Cataluña y Provenza, que este año se celebraba el 30 y 31 de mayo.

Además, tenía que probar mi cámara nueva para ir cogiéndole el truqui antes de Las Vacaciones de este año, así que tenía otra excusa para ir ;)

Después de ver el programa decidimos ir el sábado a pasar el día. Llegamos justo para ver el pasacalles de por la mañana.

Como hasta por la tarde ya no había más actos dimos un paseo por el mercado medieval para ver los diferentes puestos. En el campamento de recreación había diferentes tiendas con diferentes exposiciones, una taberna... De recuerdo nos traemos 1kg de rosquillas caseras (como huele mi casa ahora mismo, madre mía).

Campamento de recreación

Para comer, seguía todo con ambientación medieval. Y el postre, el Templario de Monzón. Un milhojas de hojaldre relleno de dulce de leche y almendras por encima. Increíble. Y con chupito incluído jeje.

Templario de Monzón
 Después de comer, aunque parezca mentira, visité por primera vez el Castillo Templario. Una vergüenza, lo sé. A menos de una hora de Huesca, me gusta la historia del Temple... pero con la excusa de que está aquí al lado y siempre habrá tiempo aún no había ido. Pero, ¡por fin! Un castillo muy bien conservado, del que solo tengo una crítica constructiva. En España, y sobre todo en Aragón, no sabemos explotar lo que tenemos. Cualquier otro sitio con un edificio mucho menos imponente saca más provecho a sus cuatro piedras. Falta involucrar más al turista, enlazarlo con la recreación... No nos sabemos vender. Nada. Y el sitio merece la pena.







Nuestra última parada en el homenaje fue la "Llegada del Rey Jaime I de Aragón", un desfile que conmemoraba la llegada del rey siendo todavía un niño a la ciudad. Tambores, templarios, juglares, caballos... Mucha gente nos hemos acercado para rememorar ese momento.





Ya no nos hemos podido quedar más tiempo, había que volver a casa (además estaba la final de la Copa del Rey) así que nuestro viaje en el tiempo había llegado a su fin.

Para otro año tengo pendiente ver el momento cumbre de la recreación, la subida con antorchas, el fuego templario, al Castillo.

Por cierto, ¿qué os parecen las fotos? Parece que he hecho una buena compra, porque hasta en condiciones con poca luz salen una fotos bastantes decentes (basta ver la foto de las caballerizas, asombrosa para mi pulso).


Elena

0 comentarios:

Publicar un comentario

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Distributed By Gooyaabi Templates