RSS

Feed

29 de enero de 2016

Escapada a Pamplona

0 comentarios
El viernes pasado fue festivo en mi ciudad. Ese día es típico ir a Zaragoza de compras (ya hasta reparten las tradicionales patatas asadas en Puerto Venecia) o subir al Pirineo a esquiar. Si hubiera sido un año normal habríamos ido casi seguro a Zaragoza como buenos fatos a las rebajas.

Pero no es ni va a ser un año normal y tranquilo. Así que gracias a uno de los regalos de Reyes hemos aprovechado a hacer una escapadita a Pamplona, que seguramente será la última en mucho tiempo.

La reserva la hicimos a través de una de las cajas regalo de La Vida el Bella. Yo había probado las de Plan B de Barceló y la verdad es que me quedo con las primeras, sin lugar a dudas. Mucho más fácil reservar (en el acto como debe ser y sin necesidad de esperar confirmación del hotel) y sin que te cancelen mil veces la fecha elegida aunque ya estuviera aceptada porque “no les quedan habitaciones” (mentira porque lo comprobaba a través de otros portales). En fin, lo dicho, que la gestión con LVEB fue fácil y rápida y muy recomendable :)

Escogimos para alojarnos el hotel NH Pamplona Iruña Park **** y nos fuimos allí a la aventura, sin tener claro nada más. Normalmente me gusta mirar un poco el destino para saber cuales son los “must”, sitios para comer recomendables… pero tras unas semanas un poco de locos me fue imposible así que fuimos conociendo lo básico: calle Estafeta y poco más (y eso que yo había estado en la época del instituto).

El hotel estaba a unos 20 minutos del casco histórico, por lo que en un pequeño paseo te plantabas en el “barro”. Nos acercamos a la oficina de turismo para informarnos un poco y nos recomendaran que ver en dos días, y prácticamente nos acercamos (sin prisas) a todo lo que nos comentaron:


  • Recorrido del Encierro
  • Paseo por las Murallas
  • Plaza del Ayuntamiento (desde donde se lanza el chupinazo)
  • La Ciudadela
  • Parque Yamaguchi (nos lo vendieron como uno de estilo japonés, pero por supuesto no era como es de San Francisco ni por asomo)
  • Parque de La Taconera y sus animalitos vivos (gallinas y patos básicamente)
  • Pasamos por las iglesias, pero no pudimos entrar en ninguna ya que estaban cerradas
Y por supuesto fuimos de pintxos. Aunque no fuimos a muchos sitios, tres en realidad, probamos bastantes :) Bueno, la verdad es que estuvimos en 4 bares, pero en uno comimos de menú. Por 10€ comimos muy bien en Dom Luis, al ladito de la Plaza del Castillo. Probamos pintxos propiamente dicho en:
  • Mesón Nabarrería. Salvo el pintxo de tortilla que nos dejó un poco fríos, la txistorra buenísima (nada que ver con lo que aquí nos venden como tal) y otra de pimientos también muy rica. El bizcocho de chocolate que nos cogimos de postre MUY contundente.
  • Katuzarra. A unos 3€ el pintxo. Probamos 5 y difícil elegir cuál estaba más bueno. Probamos de morcilla, salmón, una croqueta de jamón ibérica riquísima (me encantan las croquetas <3<3<3<3)... Además contundentes
  • El marrano: probamos un pintxo de bacalao con un huevo de codorniz y otro de champiñón. Normalitos, la verdad. Precio: 2 bebidas y 2 pintxos 7,3€

Aunque fue una estancia corta aprovechamos el tiempo. Demasiado… Aún me estoy recuperando de las caminatas y de estar tanto rato de pie. Desde luego no estoy en forma xD.

Pamplona me ha parecido (porque es como si hubiera estado por primera vez) una ciudad muy tranquila y con un ambiente muy bueno. Toda la cultura del tapeo es algo que podría llegar a nuestra zona, la verdad. Ciudad recomendable para ir con amigos, pareja, a pasarlo bien, para relajarse...  :)


Elena

0 comentarios:

Publicar un comentario

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Distributed By Gooyaabi Templates