RSS

Feed

26 de agosto de 2016

Primeras vacaciones con bebé

0 comentarios
Apurando lo que queda del veranito no podemos dejar de pensar en playa, vacaciones, solecito... Yo pensaba que este año me quedaría sin todo eso, pero no fue así. Sí, ya nos hemos ido de vacaciones con el peque. A la playa, nada más y nada menos. Y era muy peque, tres meses y medio! Menos mal que la pediatra nos dijo que nada de playa hasta los 6 meses porque no les puede dar el sol :S

Que no es que nos pasemos por el forro lo que nos diga, pero hay veces que se pasan. No les puede dar nada el sol (¿entonces vamos de paseo con un traje de manga larga y pantalón largo o lo tapo a pesar de que sude como un pollo para que no le de ni un rayito?), no pueden ver nada la tele (¿entonces o la quitamos del comedor o no le dejamos girar el cuello cuando le llamen la atención las luces?), nada de cremas solares (lo que obligaría otra vez a la manta o traje largo en verano) y así...

Todo con talento se puede hacer, así que sí: Nos fuimos a la playa con un bebé < 6 meses. Eso sí, con media casa a cuestas para que el señorito estuviese cómodo y protegido: cuna de viaje, sombrilla, paravientos, hamaca, crema solar, toalla, etc etc etc... Menos mal que tenemos maletero MUY grande.

 

Por supuesto en las horas de más calor y sol no estábamos bajo el sol. Estábamos a la sombra en la piscina y sólo íbamos a la playa por la tarde a partir de las 5 y en un plis plas, chiringuito montado para que no le de ni un rayito.

Sobre el destino, buscábamos una zona y un hotel familiar, huyendo de las masificaciones (y extranjeros de fiesta dicho sea de paso) de Salou y nos decidimos por ir a Calafell, al Hotel Solimar. No es un gran complejo como los de Cambrils, pero es correcto y estuvimos muy a gusto. Y había muchas familias, por lo que acertamos con el rollo del hotel.

La habitación era grande, nos cabía la cuna de viaje y el carro. En algún hotel habríamos tenido problemas para meter todo eso, tuvimos suerte.

Estábamos alojados en régimen de Pensión Completa. Y una cosa curiosa de la organización de comidas es que te asignaban una mesa y un turno (había dos por cada servicio) y así llegabas y ya tenías tu sitio, por lo que no tenías que esperar. ¡Perfecto cuando vas con niños!


Por supuesto no disfrutas tanto de la playa como cuando íbamos solos, que con la toalla bastaba y podías estar todo el rato en el agua. Ahora es todo más calmado, tranquilo y siempre pendiente de que esté bien. Pero eso sí, cató el Mediterráneo. Aunque no le gustó nada de nada, ¡vaya pita!

 

También lloró cuando lo tumbamos en la toalla sobre la arena. No le debieron gustar los bultos ni la brisa o a saber... Y como en todos los lados hay cuñaos, una mujer se nos acercó a decirnos que el bebé lloraba por cólicos (¬_¬)

¡Qué ganas tenemos de que sea el año que viene y ya pueda disfrutar de verdad de la playa! Con cubo y paletas, seguro XD

Así que si estáis pensando en ir de vacaciones como padres primerizos, todo con talento se puede. Eso si, van a ser MUY diferentes


 Elena

0 comentarios:

Publicar un comentario

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Distributed By Gooyaabi Templates