RSS

Feed

12 de julio de 2017

Una semana por Asturias - Preparativos

0 comentarios

Que lejos parece que queda ya. Pero no hace tanto... No hace tanto que ha sido la primera semana de julio ¿no? Pero esta vuelta al trabajo tan intensa me ha devuelto con un bofetón a la rutina y ni tiempo para depre post-vacacional he tenido...

Pero sí. Hemos estado de vacaciones. Una semana conociendo, al menos intentándolo, Asturias. Además las primeras vacaciones de turisteo con Fork. Que si bien ya habíamos ido algún fin de semana a la playa o por montaña, no es comparable.  Y ahora ya tiene 15 meses. Y quiere su autonomía. Y es muy suyo para comer. Así que yo iba con un poco de miedo, la verdad...

Lo primero fue organizar un poco.

Alojamiento
Como aún come triturados... si, con 15 meses, ¡A la hoguera! (No le da la gana de masticar y como seguimos con percentil negativo como para dejarlo sin comer estamos, que no es por gusto) pues hotel descartado y buscamos apartamento. Así no tendríamos problema en hacer las papillas, purés... si hacía falta.

Encontramos uno en Gijón muy céntrico y al ladito de la playa. Ok. Primera cosa hecha.

Comida
Debido al tema triturados, nos hicimos con un cargamento de potitos variados para comer y merendar, así como de yogures que no necesitan frío. No somos muy fan de estos preparados, pero para momentos puntuales te sacan del apuro. Eso sí, el señorito está acostumbrado a comida casera ¿toleraría estos mejunjes?

 <spoiler>ni por asomo</spoiler>

Qué ver
Lo siguiente fue planificar un poco lo que estaría bien ver, baby mediante, por supuesto. Iba a ser todo dependiendo de cómo se comportara, como aguantara las horas de coche, cómo comiera... ¡A la aventura!

La lista que preparamos fue:
  • Gijón
  • Oviedo
  • Ribadesella
  • Llanes
  • Cudillero
  • Lastres
  • Covadonga y los lagos
  • Cangas de Onís
  • Taramundi 
  • Avilés
  • Cabo de Peñas
  • Playa de Gulpiyuri
  • Playa de Cuevas del Mar
  • Bufones de Pria

Cómo llegar
En coche, por supuesto. Planificamos dos paradas (Pamplona y algún pueblo antes de Santander) para hacer descanso cada 2 horas.  Y a ser posible, saldríamos a las 8 para hacer coincidir las paradas con las horas de comidas de la criaturica.




¿Cómo resultó todo?
Pues ya el viaje de ida, comenzó ya saltándose la plani. Salimos hora y media tarde. Bien, descuadre de comidas para empezar. El primer tramo era llegar a Puente la Reina, carretera de montaña, curvas, puerto... Pues a Fork no le sentó nada bien y la primera hora fue HORROROSA. Llorando sin parar, cabreado... hasta que finalmente vomitó un poco. Tuvimos que parar, cambiarle y el resto de camino hasta coger autovía a 50 km/h como mucho. Vamos... una juerga.

Nota mental 1: Evitar carreteras maluchas si tienes previsto un viaje largo

Después de unas 10 horas desde que salimos de casa llegamos. Por fin. Así que hicimos la primera toma de contacto en Gijón.

Cenar por ahí fue imposible. Fork sólo quería estar a su aire y no quería saber nada de carro, así que de vuelta al apartamento para darle de cenar ahí y nosotros comer una ensalada preparada que habíamos traido "por si acaso" (menos mal).
Nota mental 2: Lo de ir a cenar de parejita olvídalo. En un viaje el nene acaba tan reventado que solo piensa en su cuna y no en que vayas de sidrerías porque lo manda la tradición

Pero visto que habíamos sobrevivido al viaje más largo, íbamos a intentar hacer la ruta más o menos. Siguiente parada... Cudillero!!!  Conseguimos ver bastantes cosas y sin que le nene acabara muerto y hasta las narices. Pero lo dejo para próximas entregas, que este post ya me está quedando muy largo ;)

Próximamente: nuestra ruta

Feliz día


Elena

0 comentarios:

Publicar un comentario

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Distributed By Gooyaabi Templates