RSS

Feed

31 de agosto de 2017

Primer año de guardería - Nuestra experiencia

0 comentarios


El 1 de septiembre, mañana,  hará 1 año que Fork va a la guardería Escuela Infantil. Un año ya... Y por tanto un año desde que volví a trabajar tras la baja. ¡Cómo pasa el tiempo!

Mi pequeño no ha tenido vacaciones salvo las que ha tenido mamá también. Vamos, que se está pegando todo el verano allí a excepción de la semana en Asturias y los 15 días de agosto. Pobre... Sin vacaciones de verano como el resto de niños. Pero sin nadie con quien poderse quedar es lo que pasa (miedo me da cuando vaya el cole, espero que haya más yayos jubilados).

Así que sí, salvo enfermedades, fiestas de guardar y vacaciones de algún papi, un año en la guarde. Cuando empezó, por tanto, no tenía ni 5 meses. Por eso, cuando estábamos buscando la perfecta para nosotros tuvimos en cuenta varios puntos:
  • Instalaciones: limpieza, aulas, organización del sitio... Que cuando la visitáramos nos diera buena impresión.
  • Zona separada para bebés, por el tema de las enfermedades y "achuchones" del resto de niños
  • Las cosas de cada niño, para él. Es decir, SU cuna, SU hamaca, SU xxx. Nada de ponerlo en la primera cunita libre.
  • Que dejaran llevar LM. Íbamos a llevar los bibis con mi leche (al menos durante varios meses), así que fueran concientes de su conservación y no pusieran pegas.
  • Que tuvieran en cuenta sus horarios (poder indicar "siguiente bibi a las 10", etc)
  • Comida (para cuando nos tocara). En la nuestra, mientras son del primer nivel hasta que pasan al siguiente "curso" comen lo que les lleves: puré, trocitos... Así se adaptan al ritmo (y tiempo de intrudicción de alimentos) de cada niño.
  • Qué hacen cuando un niño está enfermo. Aquí con 37.5º ya te llaman o no los puedes llevar. Me parece PERFECTO. Evitemos contagiar a los niños. A mi me gustaría evitar una enfermedad de Fork, así que supongo que el resto de padres también lo ven bien.
  • Que no cierre en agosto, porque nosotros no cerramos en agosto :(

Luego, cuando empezamos con la alimentación complementaria fue muy importante que se adaptaran también a sus necesidades. No quería comer "comida", quería su leche despúes de dos cucharaditas. En un principio se empeñaron en que comiera su puré, y si no quería pues nada más, a pesar de llevarles un biberón para después "por si acaso". Tras hablar con ellos y explicarles que es un niño de bajo percentil, que algo tenía que comer porque le da igual no hacerlo... le daban su lecheta y sin problema.

Con el tema de la comida hemos tenido MUCHA suerte, porque han tenido paciencia infinita con él. Han "luchado" como nosotros para conseguir que coma. Ya no que se lo termine, que coma. Lees por ahí que no hay que obligarles a comer, que lo que él quiera... pero con este crío solo hubiéramos conseguido que se mueriera de "hambre". Digo "hambre" porque no sé si sabe lo que es eso. Hasta se alegran cuando se termina lo que le había preparado!!!!

Así que con las guarderías/escuelas infantiles es muy importante confiar en la elegida, en el trabajo que están haciendo con nuestros hijos y que haya comunicación. Que a fin de cuentas van a pasar muchas horas con ellos y van a participar en su educación.

Después de este año puedo decir que mi niño está bien cuidado. Sí, se nos ha puesto malo pero menos de lo que me esperaba. En casa no sabemos que habría pasado, supongo que algo le habríamos pegado nosotros o por la calle (aunque seguro que menos cosas de las que nos ha pegado él ¬¬). Y vale, no tuvimos elección. Tenía que ir sí o sí. Pero al menos saber que ya que no podemos estar con él, que esté con personas que se preocupan y lo cuidan casi como lo haríamos nosotros. Y entra y sale muy contento! Y esa es la mejor señal de que elegimos bien :)
 

Elena

0 comentarios:

Publicar un comentario

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Distributed By Gooyaabi Templates