RSS

Feed

9 de noviembre de 2017

Game of Thrones - The Touring Exhibition

0 comentarios

Como ya sabéis, y sino os lo digo ahora, el día 4 (el sábado, vamos) estuvimos en la Exposición oficial de Juego de Tronos. ¡Si! Esa exposición a la que quería ir en cuanto vi la noticia. Pues... conseguido.

Compramos las entradas con antelación, cogimos hotel en Barcelona, y ahí que nos fuimos los 3. Llegamos al alojamiento, comimos y como cogimos de horario las 18 horas, fuimos paseando con tiempo hasta el Museo Marítimo, lugar de la expo.

No se veía mucho follón ni cola, pero oimos que estaban todas las entradas para el día vendidas. Claro, sábado... Entramos.

Primera sorpresa: no se puede entrar con la sillita, así que toca dejarla en consigna. Pero dejarla sin más. Que cualquiera podía pasar y llevársela (soy muy paranoica para estas cosas). Dejamos todos los abrigos, bolsa, papeles de la silla en una taquilla y ya por fin pasamos a la sala de exposición.

Pero no! Otra sorpresa. Antes de entrar hay un fotocall para hacerte una foto con Drogon!!!! Puedes elegir estar encima de él "volando" o al lado suyo (las magias del Croma). Elegimos la segunda opción por ir con el nene, posado fantástico y ya sí que sí.

Tras un video introductorio (en inglés y lleno de spoilers para los que no hayan visto la T7) nos adentramos en el mundo de Juego de Tronos por el Camino Real.



Camino Real en la Expo de Juego de Tronos


Nos esperan ropas originales de los protagonistas, accesorios, sus espadas... Incluso puedes posar con las imitaciones para sentirte Ned Stark (un minuto de silencio por él) o Jon. Todo te lleva a Poniente.



Cada sala está dedicada a un tema: las casas de Poniente, el muro, más allá del muro, Danerys, templo de los mil rostros... Allí puedes poner tu cara en la pared y ser otro de los "rostros". También está El Muro, dónde puedes hacer un poco la gracia y hacerte una foto intentando escalarlo.



Y el momento estrella llega cuando entras, por fin, en la sala del Trono de Hierro. El traje de Cersei es inconfundible además, una maravilla. Ahí no podías sentarte, pero ¡oh! continuación había una cola ¿para qué? Pues para poder hacerte fotos en el Trono de Hierro. Había otro para poder posar en él. ¿Cuál sería el original?

Y después del climax del trono, a la zona de merchandising (carísisma, por cierto).



Cosas que me gustaron:
  • Estaba todo explicado, por si no sabías o no recordabas bien lo que estabas viendo.
  • Podías entusiasmarte viendo las cosas porque estabas rodeado de gente que estaba igual o peor que tu.
  • Poder ver las ropas, coronas, espadas... para un fan es <3. Te trae momentos de la serie. Además, en este caso, están tan bien hechos y cuidados que no parecen "de mentira" (bueno, alguna daga parece de plasticucho, pero no era de las importantes)


Cosas que no me gustaron:
  • Esperaba algo más de los dragones. Sólo estaba una calavera :'(
  • Se me hizo corta. ¡Yo quería más! Estuvimos, una hora más o menos
  • En la zona de fotos en el trono de hierro a nosotros no nos dejaron hacer con móvil, pero delante hubo gente que se hizo un book! Nos tocó pagar por la "oficial".
  • El precio: 20 € (1.5€ son de gestión, ok) es carillo si va toda la familia. Menos mal que aun no pagamos por Fork
  • La figura del Rey de la Noche me la esperaba más grande, lo vi un poco pequeño si era a tamaño real

Por cierto, el trono, cuando te acercas ves que no es de hierro, por cierto ¡ME SIENTO ESTAFADA! xD


Y sí, ir a la expo nos ha salido un poco caro en general, lo tengo que reconocer, pero una vez al año no hace daño ¿no? (icono mono tapandose los ojos). Como me dijeron una vez, ser friki es muy caro.

¡Feliz día!Elena

0 comentarios:

Publicar un comentario

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Distributed By Gooyaabi Templates