RSS

Feed

29 de enero de 2018

La importancia de estar y sentirte bien

1 comentarios

Este 2018 lo empecé con el firme propósito de sentirme bien, volver a preocuparme por mi. Y es que cuando se tiene la sensación de que no te "encuentras", verse y no reconocerse, pensar "yo no era así"... no gusta.

Todas las personas tiene comportamientos, o signos que indican que la cosa no está todo lo bien que debería: fumar demasiado, caída del pelo, estar mucho más susceptible, saltar a la mínima, ...En mi caso, de siempre, ha habido varios ejemplos que "marcan" que la cosa no está todo lo bien que debería:
  • Uñas en muy mal estado. Me las muerdo de siempre, pero si hasta a mi me dan vergüenza es que hay algo (estrés, nervios, lo que sea) que hacen que sea imposible dejar de comérmelas, aunque me hagan daño (es mi "tabaco").
  • Comer/picotear demasiado: cuando me enfado, cuando algo me preocupa, cuando estoy nerviosa... Otro método de alivio
  • Sacar a mi Hulk interior por chorradas y enfadarme desmesuradamente por tonterías
  • Entrar en modo ermitaño
Creo que durante el año 2017 hubo demasiado de estas y otras cosas, y sí, ha habido momentos que no me he reconocido en plan ¿en serio estoy haciendo esto? ¿Por qué?

Cuando llegas a este punto toca parar, ver qué pasa, por qué pasa e intentar poner remedio.


El punto en el que creo que empecé a "caer" fue al empezar a trabajar y tener que compaginar mi vida laboral y familiar. Y eso lo pagan los que tienes más cerca y eso no puede ser.

Así que, desde las pasadas Navidades he tomado (o al menos lo estoy intentando) la decisión de reencontrarme a mi misma. Y en ello estoy: haciendo algo de dieta, me he puesto uñas de porcelana para no poder mordérmelas (llevo 4 semanas limpia!), cuando lo necesito "pido" tiempo para mi, hablar las cosas en vez de guardármelas y explotar cuando no viene a cuento...

Y oye, parecerá una chorrada, que ha pasado poco tiempo y que igual me dura una semana más,  pero YA ME SIENTO MEJOR. Y al sentirme mejor estoy más contenta, no me fustro tanto cuando Fork no quiere comer,  me apetece hacer más cosas y mi ogro interior no sale tanto (salir sale, porque es parte de mi carácter "encantador" xD).

Y es que sí, es importante estar bien porque eso le repercute a los de tu alrededor. Y no solo eso, puedes por fin disfrutar de verdad de lo que tienes :)


Elena

1 comentarios:

  1. La salud mental es muy importante, sentirse bien con uno mismo, y a veces las madres nos dejamos para el final y nos olvidamos de cuidarnos, física y mentalmente.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Distributed By Gooyaabi Templates