RSS

Feed

15 de enero de 2018

Sobre lunes, #bluemonday y cualquier otro día

12 comentarios

Vuelve a ser lunes. Suena el despertador y piensas... ¿ya? ¡Pero si me acabo de acostar?

Mal empezamos... Te despiertas más cansada que cuando te echaste a la cama y por delante te quedan 5 días de trabajar fuera de casa, porque dentro te toca todos los días.

Con suerte se te habrá pasado el dolor de espalda. O no. Seguirá allí. En fin, arriba que empieza el ritual: baño, desayunar y si puedes vestirte antes de que toque despertar al pequeño. Porque claro, el fin de semana se despierta solo a esa hora pero entre semana ¡ja! Anda que no le gusta la cuna...

Mientras uno le da de desayunar el otro intenta avanzar por otro lado hasta que llega la hora de que mamá se vaya a trabajar porque entra antes.  Si, es papá quien le lleva a la guarde antes de entrar él.

Casi 7 horas después visita rápida a casa para comer. Papá ya lo ha hecho y a las 3 va a buscar al pequeño (sí, también lo hace él). Después de casi solo un besico y que llegue el relevo para encargarse del pequeño, primero papá y luego mamá vuelven a trabajar. En mi caso hasta las 17.30 - 18 horas (depende lo que tenga entre manos). Papá hasta las 19h.

Cuando llego a casa me espera una carrera por el pasillo y un abrazo muy fuerte de unos pequeños bracitos. Si hace buen tiempo paseo (y si se puede de paso hacer algún recado), nos encontramos con papá.

Seguir con el paseo, ir a tomar algo, volver a casa a jugar... Ya queda poco tiempo juntos los tres. Se acerca la hora del baño y de la temible hora de cenar. Si se da bien en media hora se lo come. La mayoría de las veces toca luchar para con suerte llegar a la mitad del plato. Ya estamos acostumbrados... Mientras tanto se va haciendo la comida del día siguiente.

Un besito de buenas noches y Fork sobre las 22h a dormir (no hay manera de que se duerma antes). Cenamos nosotros y un rato de tele. Tender si hemos puesto lavadora, recoger un poco la cocina y ya se nos ha ido el día.

Y así, día tras día. Rutina. En la que estamos en familia con suerte 3-4 horas. Y eso si que es Blue, y no solo el segundo lunes del año o lo que diga un estudio...


Elena

12 comentarios:

  1. Sí que éso es BLU, y no un lunes concreto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si 😥 No nos queremos dar cuenta de lo que realmente importa. Menos descuentos para hacernos gastar y más disfrutar de lo que se tiene

      Eliminar
  2. Ay cómo te entiendo. Me pasa casi casi lo mismo. En el blog lo conté hace tiempo...

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que nos venden la moto del Black Friday para comprar y el Blue Monday para estar tristes pero como tú bien explicas, es simplemente un lunes de tutinas, pero con esos mosmnetos de encuentros especiales entre vosotros y tu peque; por cierto, cuando cuentas que te está esperando en el pasillo con los brazos abiertos, me recuerda a mi ayor que también lo hacía pero...¡es que el casi preadolescente que tengo con casi doce años lo sigue haciendo aún mientras que su hermana grita "Hola mamaaa"!
    Por cierto, para mí, después de dos semanas de vacaciones, el lunes pasado sí que fue blue, ¡aunque no tanto! ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que no hacen mas que sacar "días" para hacernos comprar... Más nos vale disfrutar del día a día uqe estar pendientes de lo que toca según las tiendas.
      Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar
  4. A mi no me gustan los lunes, da igual que sean blu. Jajajaja.
    Y es que empezar la rutina está bien, pero queda una semana para volver a estar los tres juntos y disfrutar en familia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, todos los lunes son... lunes!!!! Ojala todos lso días fueran como los viernes, todos seríamos mas felices jejeje.
      Gracias por comentar! Un saludo

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Y es que en este pais se concilia taaaaaaaaan bien... :(

      Eliminar
  6. Si te tranquiliza aquí en casa es lo mismo siempre, y ahora que comemos en casa de mi madre más porque es levantarnos e irnos para dejar la chica allí y yo ir a rehabilitación, luego comemos allí y nos volvemos a casa, vamos sin novedad. Pero sabes que? Yo al final del día no me siento triste aburrida, me gusta la rutina, que luego cuanod no hay rutina todo está hecho una mierda jajaja.

    Me ha encantado el post. Un abrazo preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja! A mi me gusta la rutina si no me obliga a pasarme el día corriendo, que es básicamente lo que pasa de lunes a viernes :( Tenemos que ir todos sincronizados para que ninguno llegue tarde y a veces es un poco estresante. Pero bueno, cosas de trabajar y tener familia, ya sabíamos donde nos metíamos jeje
      Por cierto, ¿cómo va la rehabilitación?
      Un abrazo guapa!

      Eliminar

Al escribir este comentario estás aceptando la Política de Privacidad

Política de Privacidad | Aviso Legal |Política de Coookies

Licencia de Creative Commons Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Distributed By Gooyaabi Templates