RSS

Feed

21 de marzo de 2018

Balneario Alhama de Aragón

0 comentarios

El pasado fin de semana ha sido nuestra ¡segunda! escapada parejil, sin niño. Y hemos seguido la misma temática, escapada relax. Si la primera vez nos fuimos a Murillo, en esta ocasión nos hemos ido a Alhama de Aragón, al Hotel Balneario Alhama de Aragón.

Alhama de Aragón es un pueblo de la provincia de Zaragoza ubicado en un portillo por el que penetra el río Jalón por donde manan aguas termales. Vamos, que es un pueblo pequeño pero con balnerarios ;)

Según la Wikipedia existen ocho manantiales de aguas bicarbonatadas, cálcicas, nitrogenadas, arsenicales, hipertermales y radiactivas. También tiene un lago termal, único en España, de casi dos hectáreas de superficie, con dos islas y un caudal de cristalinas aguas que brotan a 34 ºC.

Contratamos un paquete de alojamiento con media pensión y piscina termal, sin saber muy bien qué era eso. Para hacer uso de las aguas se requiere reservar hora (importante!), por lo que llamé unos días antes para escoger el horario que nos fuera mejor.

Llegar es muy fácil, prácticamente todo autovía desde Huesca. Y encontrar el hotel también es fácil, aunque los gps ayudan mucho ;)

Una vez llegamos vimos que el hotel era... ¡enorme! Un poco con aspecto de hospital, pero grande.  Me recordaba a esas fotos antiguas de balnearios, y era normal... Tiene muchos años el lugar.

Entramos en recepción y nos comentaron como dato curioso que en verdad es la planta 3 del hotel. Como está en cuesta tiene una organización extraña para aprovechar al máximo el especio...

Nos dieron nuestra habitación, nos instalamos y a esperar la hora para ir a relajarnos a las aguas termales. Al llegar, ¡sorpresa! Sólo teníamos acceso a la zona de la piscina. Saunas, duchas de contrastes... se contrata aparte. Nos chocó mucho porque en otros hoteles que habíamos estado era piscina + circuito, pero claro... eran solo spa, no balneario. Para la próxima, junto con el baño del Moro y la Mora, que me quedé con las ganas.



Salimos de la piscina y de los chorros relajados (y con la piel muy suave, dicho sea de paso). Objetivo cumplido!!!

La cena fue tipo buffet. Otra sorpresa porque pensábamos que era de menú, pero no nos importó. Nos pusimos las botas, después un licor para bajarla y a por el día siguiente que nos tocaba volver. ¡9 horas seguidas dormimos! No nos lo podíamos creer.

Así que una experiencia recomendable. El personal de recepción y el restaurante muy amable. Quizás la información sobre la zona de aguas la mejoraría, porque a los que íbamos con reserva tipo "pack" (alojamiento + agua) no sabíamos muy bien que entraba y hubo un poco de caos porque estábamos varios igual...

¿Os animáis a ir?



....................................................................................................................................................
Elena

0 comentarios:

Publicar un comentario

Licencia de Creative Commons
Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Distributed By Gooyaabi Templates